Huracanes

Written by Michele CatanzaroTuesday, 12 September 2006 16:35

Huracanes

Los huracanes son tormentas tropicales fuertes. Los “ingredientes” de un huracán son: océanos tropicales cálidos, humedad y vientos ligeros. Si estas condiciones duran lo suficiente, un huracán puede llegar a producir vientos violentos, oleajes increíbles, lluvias torrenciales e inundaciones.

En el interior del ojo reina la calma y brilla el Sol. Es como estar en un inmenso estadio de fútbol hecho de nubesCazadores de Huracanes

Directos al corazón del huracán. Con un pequeño avión, seis personas se aventuran allí donde los vientos giran a centenares de kilómetros por hora. Son "cazadores de huracanes": dos pilotos, un ingeniero, un navegador, un meteorólogo y un instrumentista forman este escuadrón de las fuerzas aéreas americanas. Se elevan en un WC-130 cuando el huracán se hace más peligroso. No para huir de él, sino para adentrarse hasta su corazón, hasta el ojo del huracán.

¿Qué les lleva a meterse en esta aventura al límite de la locura? Cuando los cazadores de huracanes llegan al punto de máxima intensidad, lanzan desde el avión una pequeña caja colgada de un paracaídas. El contenedor transporta unos instrumentos muy valiosos que recogen y transmiten datos sobre la temperatura, la humedad, la presión y la fuerza del viento. Gracias a la información recogida por los cazadores de huracanes es posible prever las dimensiones, la fuerza y el recorrido de los vientos devastadores.

El ojo del huracán

La parte central de huracán se llama “ojo”. Es justamente aquí a donde se dirigen los cazadores de huracanes. Su viaje es bastante movidito. Los vientos de un huracán no giran a menos de 100 kilómetros por hora. Y a menudo el ojo está rodeado de un anillo de tormentas que se llama “muralla del ojo”. A veces, las nubes y las lluvias son tan espesas que el piloto a duras penas puede ver las alas del avión.

Listado de los nombres de los huracanes de los años 2005 y 2006. Los nombres de los huracanes

Puede haber más de un huracán al mismo tiempo y para evitar confundirlos, los meteorólogos les ponen nombres de personas. Los nombres se asignan (con años de antelación) en orden alfabético y alternando nombres masculinos y femeninos. Normalmente, se trata de nombres en francés, castellano o inglés, porque éstas son las lenguas que más se hablan en los países afectados por los huracanes. Obviamente, es importante que todo el mundo use los mismos nombres. Por esto, los nombres son asignados por la Organización Mundial de Meteorología.

Fotografía satélite del huracán Katrina, América del norte, 2005.

Medir el viento

La escala de Saffir Simpson (mide la fuerza de los huracanes)

1. Daños en árboles y caravanas

2. Daños en puertas, ventanas y techos

3. Caravanas destruidas, pequeñas inundaciones

4. Daños en edificios, inundaciones

5. Edificios destruidos, evacuaciones masivas necesarias

La escala de Fujita (mide la fuerza de los tornados)

F-0. Daños en chimeneas y ramas de árboles

F-1. Tejas arrancadas, coches en movimiento desviados

F-2. Techos arrancados, desarraigo de árboles

F-3. Muros dañados, trenes descarrilados

F-4. Destrucción de edificios

F-5. Casas, coches y árboles transportados a grandes distancias

Los cuatro caballeros del Apocalipsis

Los huracanes nunca van solos. Al contrario, suelen ir acompañados por una pandilla de fenómenos meteorológicos devastadores.

Tornado, WIKIPEDIA.ORGTornados

Los huracanes acostumbran a ir precedidos de tornados. Pero los tornados se pueden producir también en los países dónde no suelen haber huracanes, como el nuestro. Un tornado es una columna de vientos en rotación con un diámetro máximo de un centenar de metros. Su velocidad de rotación puede llegar a más de 400 kilómetros por hora. Sus recorridos son denominados por los americanos “calles de la muerte”. Una vez, en los Estados Unidos, un tornado llevó el rótulo de un motel desde el estado de Oklahoma hasta el de Arkansas.

Tsunami, PHOTODUCK.COM Tsunamis

Un tsunami es una montaña gigante de agua en movimiento que puede llegar a tener 80 kilómetros de ancho. Se produce en la costa, cerca del área donde el ojo del huracán pasa del mar a la tierra. Un tsunami actúa como una máquina de destrucción, arrasando todo el que encuentra a su paso.

 

Inundación, GUM THILAKInundaciones

Las inundaciones son el fenómeno que ha causado más muertes durante los huracanes de los últimos 30 años. Sólo hacen falta 15 centímetros de agua en movimiento para que una persona no se pueda mantener en equilibrio sobre sus pies. Además, pocos centímetros de agua pueden esconder cables eléctricos que pueden propinar fuertes descargas.

 

Corriente, N. GOULD Corrientes fuertes

Aunque sea difícil de creer, cada año muchas personas mueren por nadar o hacer surf en la playa durante una tormenta, cuando hay un huracán cerca. Cuando una corriente arrastra a una persona, su instinto es el de nadar con fuerza hacia la playa. Pero, si la corriente es fuerte, esto es inútil. El nadador pierde las fuerzas y acaba ahogándose. La mejor estrategia para escapar de la corriente es nadar paralelamente a la playa.

 

Tornado, dibujo de Oriol MassanaCuriosidades sobre los tornados

La rotación de los vientos

En el hemisferio norte, los tornados y los huracanes suelen rodar en dirección "ciclónica", es decir, antihoraria. Esto es así porque normalmente el aire caliente que forma las tormentas viene del norte, mientras que los vientos vienen del oeste, creando una situación en que la tormenta se pone en rotación. En el hemisferio sur se observa lo contrario, es decir, una rotación anticiclónica.

FALSOS MITOS

  • "Las áreas cerca de los ríos, lagos y montañas son seguras". ¡FALSO! Ninguna área abierta es verdaderamente segura.
  • "Cuando pasa el tornado, se deben dejar las ventanas abiertas". ¡FALSO! Mejor dejar las ventanas en paz y esconderse en algún lugar seguro.
  • "Si el tornado pasa por encima de una casa, el edificio puede ‘explotar'". ¡FALSO! Los daños se producen cuando los vientos entran dentro de los edificios.

El día de mañana, 2004.

Vientos de destrucción... en el cine

  • El mago de Oz, 1939
  • Mr. y Mrs. Bridge, 1990
  • Twister, 1996
  • El día de mañana, 2004.

 

 

Los países de los tornados

América del Norte es el área que tiene más tornados en todo el año. Aun así, el país que tiene la máxima "densidad" de tornados (respecto al área del territorio) es Holanda. Cada año, aproximadamente 17 tornados afectan al territorio europeo, golpeando principalmente el Reino Unido, Italia, Alemania, Francia, Estonia, Rusia y España. Fuera de Europa, los países más afectados son Bangladesh, la India, Argentina, Australia y Nueva Zelanda.

 

Tornados en nuestra casa

Entre el verano y el otoño del 2005, los tornados visitaron Cataluña con una frecuencia nunca vista. Los pasajeros del aeropuerto del Prat vieron varios torbellinos entre los aviones de la pista (¡qué mal rollo!). Aparecieron también en Mollet del Vallés y Osona. No era la primera visita. El 31 de agosto de 1994, en la Espluga de Francolí un tornado recorrió en veinte minutos dos kilómetros del curso del río Francolí, arrancando árboles, cuatro torres eléctricas de 25.000 voltios y antenas de televisión. Y echó al suelo una granja abandonada. “Era una columna roja de tierra y piedras arrastradas por el viento”, explica un testigo. En agosto de 1995 un tornado en la playa de Mataró arrastró unos cuantos patines náuticos. El 30 de abril de 1996, en Fraga, un tornado “de un color marronoso” golpeó un restaurante en el campo. “Una cliente vio como se formaba un remolino dentro de la copa de vino que tenía en frente suyo y tuvo la sensación de que algo lo estaba chupando”, dice la propietaria. El tornado se llevó mesas, sillas y una cuarentena de árboles del entorno. En las tormentas que hemos sufrido a mediados de septiembre en Cataluña (2006), se han visto varios tornados más.

 

“Por el momento, los daños de los tornados en España se limitan a pérdidas económicas: no ha habido víctimas humanas”, explica Jorge Olcina, de la Universidad de Alicante. “Pero, aunque sólo sea por evitar las pérdidas económicas, se debería hacer un seguimiento de estos fenómenos”. Cada año se producen una media de 6 fenómenos en España. Casi la mitad se concentra en las Islas Baleares, pero otras áreas afectadas son la fachada mediterránea, los tramos finales del Guadalquivir y del Guadiana, y un sector central formado por las provincias de Madrid, Guadalajara, Soria y Teruel. La época más propicia es la más calida, de mayo a octubre. “Se trata de fenómenos de intensidad mediana o baja”, sigue Olcina “pero parece que en los últimos años haya habido un incremento en la frecuencia. Ya es hora de que la administración active un plan especial para las tormentas severas, para reducir el riesgo”.