header-anunciants-es  

Antropología
Arte
Astronomía
Biología
Economía
Enología
Física
Geología
Historia
Informática
Lingüística
Literatura
Matemáticas
Medicina
Medio ambiente
Meteorología
Mitología
Nutrición
Pensamiento
Psicología
Química
Salud
Sociedad
Tecnología
Experimenta
Profesiones
Personajes
Falsos mitos
Humor
Monográficos

¿Por qué el alcohol produce resaca? Imprimir E-Mail
escrito por Margarita M. Garí y José María Natta   
martes, 30 de mayo de 2006

Resaca

Desde la antigüedad es conocida la pasión de los humanos por el vino y las bebidas alcohólicas, tanto que se convirtió en uno de los ingredientes imprescindibles de las fiestas y ofrendas a los dioses paganos de la antigüedad. El alcohol no pasó desapercibido para nuestros antepasados debido a sus “milagrosas” propiedades euforizantes y desinhibidoras, que producían entre sus consumidores frecuentes estados de embriaguez y suponemos, además, una desagradable sensación a la mañana siguiente, a la que hoy llamamos resaca.

¿Qué es la resaca?

La definición académica nos la señala como el “malestar que se siente al día siguiente de haber bebido en exceso”. Se caracteriza por dolor de cabeza, fatiga, sed, ardor de estómago, malestar general, visión borrosa, temblores, diarrea, mareos, náuseas y puede llegar hasta el vómito. Buena parte de estos síntomas son subjetivos para cada individuo, razón por la cual no se puede estandarizar una definición.

¿QUÉ OCURRE CUANDO BEBEMOS ALCOHOL?

resaca1.jpgEl alcohol actúa como depresor general del sistema nervioso central, de forma parecida a ciertos anestésicos. El estado aparente de bienestar y relajación después de haber consumido bebidas alcohólicas proviene de la desinhibición que resulta de la depresión de los mecanismos inhibitorios.

Los centros superiores que se deprimen primero son el habla, el pensamiento, la cognición y el juicio. A medida que la concentración alcohólica aumenta en la sangre, se deprimen los centros inferiores, incluyendo la respiración y los reflejos, pudiendo llegar, en dosis muy altas, al coma.

A largo plazo, el consumo frecuente de cantidades desmesuradas de alcohol produce degeneración neurológica y alteraciones hepáticas, así como tolerancia y dependencia física y psicológica. Su consumo indiscriminado durante el embarazo provoca una alteración en el desarrollo fetal, asociada con talla pequeña, desarrollo facial anormal, otras anomalías físicas y retraso mental.

La resaca también se conoce bajo el nombre de: guayabo, ratón, cruda (paises sudamericanos), goma (Panamá), hangover (Inglaterra), Futsu-ka-yoi (Japón, significa 'borrachera del segundo día'). El término médico es veisalgia; etimológicamente proviene de kveis, término noruego que significa 'intranquilidad después de una bacanal', y algia, del griego, que significa 'dolor'.

Efectos del alcohol

1. PIEL: aumenta el flujo de sangre, por lo que sufre más sudoración.

2. HÍGADO: proceso bioquímico de eliminación del etanol.

3. RIÑÓN: se inhibe la función de la hormona antidiurética, por lo que aumenta la pérdida de líquidos a través de la orina.

Resaca

Dibujo: Oriol Massana

4. CEREBRO: inhibe las funciones de la región frontal, por lo que disminuye la memoria, la capacidad de concentración y el autocontrol. Inhibe las acciones del sistema nervioso central, por lo que hay un retardo en las funciones motoras (caminar o reaccionar ante estímulos externos).

5. CORAZÓN: aumenta su actividad levemente y se acelera el pulso.

6. PULMONES: acelera la respiración. Si el alcohol circundante es demasiado, la respiración se detiene.

7. ESTOMAGO: el alcohol en el estómago aumenta las secreciones ricas en ácidos y mejora la digestión; cuando es excesivo produce una irritación de la mucosa y provoca una gastritis.

 

resaca3.jpg

Eliminar el alcohol del cuerpo

Desde el mismo momento de la llegada del alcohol a la sangre se inicia su eliminación:

• 10% a través del aliento, saliva, heces, orina, sudor y leche.
• 90% a través del hígado.

El hígado es el órgano encargado de eliminar todas las sustancias tóxicas que aparecen en el organismo y, como tal, es el principal responsable de eliminar el alcohol de la sangre. Para ello, lo primero que hace es convertirlo en una sustancia llamada acetaldehído, mediante un catalizador llamado alcohol-deshidrogenasa (ADH). En el ser humano la velocidad de eliminación viene determinada por la actividad de la ADH, y esta es independiente de la cantidad de alcohol ingerida. Viene a ser de 0,1 g/kg de peso y por hora (unos 10 ml/hora en un sujeto normal).

Pero el acetaldehído también es tóxico y su aumento produce daño en el hígado y alteraciones vitamínicas:

• Degradación de la vitamina B6. El déficit de esta vitamina favorece los temblores y las convulsiones.
• Mayor consumo de vitamina B1
• Disminución de la absorción de la vitamina B12.

La transformación de alcohol en acetaldehído produce otros efectos colaterales sobre el metabolismo, como la disminución de la capacidad de formar glucosa en el hígado. A nivel orgánico, estos procesos son los responsables de los fenómenos de hipoglucemia y de deshidratación.

El hígado debe eliminar pues el acetaldehído, y así lo convertirá en ácido acético (vinagre).

¿Y A LA MAÑANA SIGUIENTE?

Resaca

© Theprint.dk

Después de haber bebido en exceso, la mañana siguiente puede dejarnos todo un conjunto de síntomas que es lo que conocemos como resaca, los más importantes son:
  • Deshidratación: consecuencia de la inhibición de la hormona vasopresina por efecto del alcohol. Esta hormona es la responsable de mantener el balance de los líquidos en el cuerpo, ordenando al riñón que reabsorba agua de la orina. Si falla se eliminará más agua de la que se ingiere y provocará que el organismo busque agua en otros órganos. La pérdida de agua en las meninges origina dolor de cabeza.
  • Erosión de la mucosa gástrica: las molestias gástricas son debidas a erosiones en la mucosa del estómago producidas por el etanol.
  • Toxicidad: puede deberse a la causada por el etanol u otros componentes que acompañan a las bebidas alcohólicas, como puede ser el metanol.

El mayor o menor grado de malestar va a estar determinado por:
  • Características personales del individuo. Mayor o menor predisposición a padecer esta sintomatología.
  • Calidad, cantidad y tipo de bebida ingerida.
  • Condiciones nutricionales previas y durante el proceso de ingesta del alcohol.

Síntomas de la resaca

Resaca

Dibujo: Oriol Massana

  1. Dolor de cabeza
  2. Disminución de la excitabilidad nerviosa
  3. Alteraciones gástricas: vómitos y diarrea
  4. Coordinación alterada
  5. Deshidratación y ortostatismo

¿Qué es lo que nos produce resaca?

ResacaEl alcohol presente en las bebidas espirituosas, vino y cerveza se conoce como etanol o alcohol etílico. Durante su proceso de obtención se generan además otras sustancias congéneres que lo acompañarán en diferente proporción según la bebida alcohólica de que se trate.

Estos congéneres varían según el origen de los azúcares fermentados (mosto, remolacha azucarera, restos agrícolas, caña de azúcar, cereales) y la actividad biológica de las levaduras. Su presencia es la que confiere a la bebida sus características organolépticas. Entre ellos encontramos: ácido acético, acetato de etilo, acetaldehído, metanol, alcoholes isoamílicos

Algunos de estos congéneres en concentraciones elevadas pueden resultar tóxicos, como es el caso del metanol. Se cree que son estos subproductos los que favorecen una mayor intensidad de la resaca.

El proceso de destilación disminuye la concentración de estas sustancias (como en el caso del vodka); pero existen bebidas en las que interesa potenciar sus caracteres organolépticos, como el brandy o el whisky, por lo que la concentración de metanol, acetaldehído, etc., se encuentra en concentraciones superiores.

La cantidad de estos subproductos en la bebida dependerá de: el origen del alcohol utilizado en su elaboración, el tipo y calidad del proceso de destilación y la concentración de ese alcohol en la bebida. En general, aquellas bebidas elaboradas a partir de alcohol vínico (brandy, oporto, moscatel, vino de mesa, etc.) son las que presentan un mayor potencial resacoso.


Trabajo en clase

 
 
 
 
Artículos relacionados
| Sala de prensa | Aviso legal | Copia y distribución | ¿Quiénes somos? | Contacta |